ENTRENAMIENTO EN SUSPENSIÓN

Original de Tailandia, se trata de una mezcla entre yoga aéreo, TRX y puenting muy divertida. En los países asiáticos y Estados Unidos se ha convertido en una de las clases más solicitadas en los centros deportivos. Para llevarlo a la práctica es necesario utilizar un arnés que se coloca en la cintura y que está unido a una cuerda
elástica colgada del techo de forma que no se llegue a tocar el suelo.

Entre sus ventajas se encuentran la facilidad para quemar calorías -entre 350 y 600 kcal por 60 minutos de clase-, tonificar zonas que en ocasiones están olvidadas, someter al cuerpo a un intenso ejercicio cardiovascular o fortalecer la totalidad de los
músculos.

Uno de sus puntos positivos es que su impacto sobre las articulaciones es mucho menor que en otros deportes además, resulta especialmente positivo para fortalecer las piernas y la zona abdominal.

Todo lo que se pueda decir es poco, lo mejor es venir y probar una clase con nosotros.

BENEFICIOS

Una forma de entrenar distinta, muy funcional y que admite un gran número de variaciones de ejercicios y movimientos. Trabajar todo tu cuerpo en un mínimo espacio es posible.

Clases colectivas que permiten entrenar todo el cuerpo con un solo accesorio. Trabajar con nuestro peso corporal nos permite aumentar nuestra fuerza y resistencia muscular, y tonificar todo nuestro cuerpo.

Si aplicamos el entrenamiento en suspensión en un circuito de intervalos obtendremos, además de los beneficios anteriormente mencionados, un buen entrenamiento cardiovascular y quemagrasas.
Image